Éxito en la prueba estática del carril bus de la B23

20070923-b23

  • La demostración del carril bus en la B23 llevada a cabo por la PTP ha convertido en un éxito rotundo gracias a la colaboración y participación ciudadana, los operadores de transporte público, el Servei Català de Trànsit y los Mossos d’Esquadra, que han hecho posible un desarrollo ordenado de la prueba
  • El 23 de septiembre de 2007 se ha convertido en un día histórico para el transporte público de Barcelona, ​​al cumplirse el doble objetivo planteado: Ha quedado demostrada la facilidad de implantación de un cuarto carril destinado a autobuses a la B23, a partir del estrechamiento de los sobredimensionados carriles actuales; y la visualización comparada del espacio ocupado por 100 personas transportadas en bus o en coche.
  • Una vez más, el transporte público ha demostrado ser la solución más eficaz para resolver el problema de la congestión en las entradas de Barcelona, ​​por su muy elevada capacidad

 

Un día histórico para el transporte público. El domingo 23 de septiembre de 2007, el transporte público hizo historia en el Baix Llobregat. Por primera vez en Cataluña se ha realizado una demostración real de un carril bus sobre una autopista interurbana. Uno de los objetivos de la prueba, consistente comprobar cabida de un cuarto carril destinado a transporte público a partir del estrechamiento de los carriles actuales, se ha logrado con éxito. La anchura actual de los carriles es sobredimensionada porque se diseñó para ir a más de 120 km/h y no se adecua a la realidad de una vía saturada donde se aplicará el nuevo límite ambiental de 80 km/h.

Gran capacidad. La demostración de este carril bus también ha servido para ver la gran capacidad del transporte público: con sólo un carril bus, se puede transportar un 27% más de viajeros que con 3 carriles de vehículos privados colapsados. El simulado carril bus, con sólo 3 autobuses, daba un 27% de capacidad adicional respecto a los 100 coches en situación de colapso que participaban en la prueba (a razón de la media en la región metropolitana de 1,18 personas / vehículo ). Durante la prueba, el carril bus ha acogido 150 plazas y los tres carriles de vehículos privados 120 personas. En cuanto al consumo de espacio, hay que destacar que mientras un carril bus representaba los autobuses en movimiento, los tres carriles de vehículos privados, a pesar de ocupar más longitud, se encontraban en situación de congestión (velocidad inferior a 50 km / h) .

Un éxito de todos, en beneficio del transporte público. La prueba del carril bus en la B23 ha sido una iniciativa de la PTP llevada a cabo gracias a la colaboración de los operadores de transporte público, el Servei Català de Trànsit, los Mossos d’Esquadra, y los 100 voluntarios que han aportado su vehículo particular para reivindicar una mejor alternativa en transporte público. Sin la estrecha colaboración de todas estas personas no se hubiera podido alcanzar este hito histórico a favor del carril bus en la B23. Desde la PTP damos la más efusiva felicitación y agradecimiento a todos aquellos que lo han hecho posible, porque han escrito parte de la historia del transporte público en el Baix Llobregat.

Impulso hacia el futuro. Además de las demostraciones de ubicación y capacidad, esta prueba ha servido para reivindicar la creación del carril bus en la B23, que cada día es más necesaria. Confiamos en que esta acción sirva de divulgación ciudadana de los beneficios de los carriles bus y bus-VAO de acceso a Barcelona y abre una nueva vía de trabajo a la administración para que disponemos antes de este carril bus sin tener que esperar a obras faraónicas y de largo plazo. Los ciudadanos que quieran adherirse al Manifiesto por el carril bus en la B23 pueden dirigirse a www.carrilbusara.org.

 

VÍDEO DE LA PRUEBA ESTÁTICA