• La PTP se solidariza con las personas afectadas por todo tipo de contaminación y lamenta que se utilice el argumento del amianto para infundir miedo entre las personas usuarias del metro.
  • La contaminación por amianto se produjo en el pasado y está bajo control, la contaminación del tráfico es diaria, masiva y descontrolada.
  • Apoyamos las medidas de transparencia, vigilancia, protección y nuevas inversiones iniciadas en el metro. Desde la Asociación PTP haremos un seguimiento de las acciones de retirada y estaremos vigilantes del cumplimiento de las medidas anunciadas. Creemos que la ciudadanía debe estar correctamente informada y atendida.

 

CONTEXTO. El amianto es un material aislante existente en todas partes del mundo industrializado, muy utilizado en construcciones y vehículos de los años 60 a 80, década en la que se empezaron a prohibir por su relación con enfermedades como la asbestosis o algunos tipos de cáncer . España prohibió las primeras variedades de amianto a partir de 1984 y la totalidad en 2002. Barcelona tiene una alta presencia de este material, especialmente en tuberías y cubiertas a las numerosas construcciones de esta época.

 

FRIABLE O NO FRIABLE: HE AQUÍ LA CUESTIÓN. Este material es potencialmente peligroso cuando se encuentra descompuesto en la atmósfera (estado friable), no cuando se encuentra encapsulado en otro material y bien controlado. Por eso todas las personas afectadas por el amianto intervinieron en fases de construcción, manipulación o rotura de este producto hace muchos años; la afectación no se produce por restar próximo al material. La exposición al amianto disuelto en la atmósfera se redujo drásticamente con la prohibición del uso de este material a partir de 2002, en paralelo al establecimiento de protocolos de identificación y manipulación de los elementos ya existentes. Pero desgraciadamente esto no evita las afectaciones sobre las personas previamente expuestas al amianto entre los años 60 y la prohibición, que están siendo objeto de vigilancia especial.

Asimismo cabe recordar que las pastillas de freno con contenido de amianto dejaron de utilizarse en el metro hace más de 20 años, en 1996; y que en ninguno de los análisis hechos a la infraestructura y trenes del metro se ha dado positivo en presencia de amianto en la atmósfera. El amianto, por tanto, no debe ser un motivo de preocupación para las personas usuarias. Recomendamos a todas las personas preocupadas por esta cuestión la visita a la web Metrorespon.cat, con preguntas-respuestas habituales y un detallado inventario de trenes e instalaciones con presencia de amianto no friable (no degradable). Actualmente, para evitar manipulaciones indebidas que liberen las fibras de amianto, se ha procedido al etiquetado de los materiales que contienen este material.

Señalización de riesgo eléctrico y de riesgo de manipulación del amianto

 

GRAVE IRRESPONSABILIDAD. La aparición de pegatinas anónimas en el metro con el mensaje “este viaje nos puede costar la vida” está generando una preocupación entre los usuarios y ciudadanía en general del todo injustificable. Es una irresponsabilidad confundir la población para que piense que el metro se respira amianto cuando éste se encuentra bajo control sin contaminar el aire. Lamentamos esta deliberada intoxicación informativa hacia la sociedad, precisamente en el momento en que más acciones correctivas y preventivas se han llevado a cabo por parte de TMB.

Pegatinas anónimas dirigidas a las personas usuarias con el mensaje “Este viaje nos puede costar la vida”

 

En un momento en que es más necesario que nunca incrementar el uso del transporte público en detrimento del coche, es un gran perjuicio generar dudas sobre la seguridad ambiental del metro hacia sus personas usuarias. Cada persona que abandona el metro en favor del transporte privado empeora la salud pública del área metropolitana.

El tráfico urbano es la gran epidemia urbana. La psicosis por la presencia de amianto en el metro está escondiendo la principal epidemia de nuestra movilidad, los óxidos de nitrógeno y las partículas en suspensión generados diariamente por el tráfico motorizado de rodadura neumática: el año 2018 en Barcelona hubo más de 250 de muertes prematuras por contaminación debido a los óxidos de nitrógeno y partículas emitidas por el tráfico en Barcelona, ​​más de 1.450 ingresos hospitalarios por enfermedades respiratorias o cardiovasculares, 12 muertos y 240 heridos graves en accidentes de tráfico y un 57,3% de población expuesta a un ruido superior al máximo aconsejado por la Organización Mundial de la Salud.

 

Mientras el amianto generado al pasado está bajo control y en clara desaparición; los óxidos de nitrógeno y las partículas se continúan liberando masivamente cada día y no tienen planes efectivos para su reducción. Si lo que preocupa de verdad es la salud pública, hay que poner cada cosa en su sitio y valorar la aportación más que positiva del metro al bienestar de nuestra sociedad.

EL METRO: AHORA MEJOR QUE NUNCA. Después de años de recortes y silencios sobre el amianto, es precisamente ahora cuando más se está actuando; ya sea en medidas correctivas sobre personas potencialmente afectadas como en la erradicación total del material a corto y a medio plazo. Especialmente relevantes son los planes de renovación y ampliación de material móvil del metro, absolutamente imprescindibles para ampliar la capacidad del sistema y hacer posible la reducción del tráfico que todo el mundo necesita.

 

Información sobre el amianto y sus afectaciones

Web con información sobre el amianto de la Diputación de Barcelona

“En primer lloc cal tenir present que la simple presència del material no sempre suposa l’exposició a fibres, hi ha una sèrie de factors que s’han de considerar. El procés recomanat quan hi hagi dubtes o sospites de presència de materials amb contingut d’amiant en un edifici hauria de ser el següent: Identificació de materials sospitosos. Presa de mostres i anàlisis de laboratori per confirmar o descartar el contingut d’amiant.”

 

Web de la asociación americana contra el cánder

“No existe riesgo a la salud si el asbesto está afianzado en productos terminados intactos, tales como paredes y losas. Siempre y cuando el material no sea dañado ni desbaratado (por ejemplo, al taladrar o remodelar), las fibras no se desprenderán hacia el aire.”

 

Web con preguntas y respuestas sobre la presencia de amianto en TMB

“Existeix cap perill per als usuaris del metro? TMB ha fet i continua fent mesuraments de mostres d’aire en tot tipus d’espais i vehicles, amb resultats sempre negatius pel que fa a possibles escenaris d’exposició al risc d’amiant. Per tant, les condicions ambientals de la xarxa són segures per als treballadors i els usuaris.”