Hoy, 28 de octubre de 2016, 168 años después del estreno de la primera línea ferroviaria de la península Ibérica, es un buen día para recordar que el tren sigue presente en nuestras vidas, generación tras generación. Sin la tecnología ferroviaria hoy no se podría ofrecer tanta movilidad en tan poco espacio, y a un bajo consumo energético. El ferrocarril sigue vigente y es una pieza clave en la movilidad del siglo XXI.

 

 
En estos 168 años el tren ha tenido que hacer frente a una competencia real, la carretera, y también a otras ficticias, como fueron los monorraíles en un pasado, o los vehículos autónomos y eléctricos en el presente. Pero en cualquier caso la vieja línea Barcelona – Mataró se ha mantenido radicalmente actual, pasando de los 6 trenes diarios por sentido en 1848, a los actuales 106 trenes diarios por sentido en día laborable, ¡y todo sin incrementar la ocupación de suelo! Es una muestra más de cómo los ferrocarriles pueden asumir grandes incrementos de demanda sin consumir más espacio, gracias a la ampliación de la longitud de los trenes y a las mejoras tecnológicas de señalización y material móvil. Además del pionero Barcelona – Mataró, existen otros testigos de espectaculares incrementos de capacidad sin necesidad de ampliar infraestructura, como son las líneas 1, 3, 4 y 5 del metro de Barcelona o el Metro del Vallès (antes Tren de Sarrià) entre Barcelona y Sant Cugat.

 

La capacidad actual de la línea R1 entre l’Hospitalet y Mataró es de 4.100 asientos y 10.400 plazas totales por hora punta y sentido, un 30% superior a la autopista C-32 en la rara vez que ésta opera con fluidez. El tren consume sólo una tercera parte del suelo que necesita esa infraestructura carretera.


La historia a partir de los horarios

 

20161028-horaris-01  20161028-horaris-02

 

Pese a tener prácticamente el doble de paradas intermedias, el tren actual es casi el doble de rápido que en el siglo XIX. El servicio comercial se inició con seis trenes diarios por sentido con tracción vapor que requerían una hora en cubrir un trayecto de 28 kilómetros entre la antigua estación de Barcelona Término (anexa a la posterior estación de Francia) y la actual estación de Mataró, con cinco paradas intermedias en Badalona, Montgat, el Masnou, Premià de Mar y Vilassar de Mar. Actualmente un tren tarda 35 minutos en cubrir el trayecto entre Mataró y Barcelona (El Clot-Aragó), también de 28 kilómetros, pero haciendo 9 paradas intermedias: Sant Adrià de Besòs, Badalona, Montgat, Montgat Nord, Ocata, el Masnou, Premià de Mar, Vilassar de Mar y Cabrera de Mar.

 
El horario original da idea de los importantes cambios que ha sufrido la explotación y cómo se ha popularizado la línea. El servicio Barcelona – Mataró se estrenó con un precio de 12, 9 y 6 reales para 1ª, 2ª y 3ª clase respectivamente; tarifas especiales para perros, facturación de equipajes (medido en arrobas) y control de accesos, que cerraban a la hora de la salida del tren.

 

Dos de las efemérides más importantes de la línea fueron su electrificación, culminada en 1948 con motivo del centenario, y la reforma ferroviaria de las Olimpiadas, que cambió el final de la línea de la histórica estación Término (al lado de la Estación de Francia) hasta l’Hospitalet pasando por los túneles de Barcelona y sus importantes intercambiadores: el Clot-Aragó, Arc de Triomf, Plaça Catalunya, estació de Sants y l’Hospitalet.

 

Actualmente la línea R1 tiene un gran éxito de público, con 93.700 usuarios en día laborable, y es la más frecuentada del núcleo de Rodalies de Catalunya. Para mejorar la capacidad y fiabilidad de la línea se está instalando el sistema de señales ERTMS, que ya utiliza el AVE, y que debe permitir incrementar la capacidad y fiabilidad de la línea, especialmente a su paso por el túnel de Plaça Catalunya, que junto al de Recoletos en Madrid, son los más frecuentados de la red gestionada por Adif.

 

Agradecemos el apoyo del del Museu del Ferrocarril de Catalunya, Rodalies de Catalunya y el Centre d’Estudis del Transport para la confección de este comunicado.


El Museo del Ferrocarril de Vilanova alberga una réplica de la primera locomotora y coches

 

Todas aquella personas interesadas en ver cómo era el primer tren del Barcelona – Mataró pueden visitar una fantástica réplica construida con motivo del centenario de la línea, en 1948, y que se encuentra perfectamente preservada y en estado de marcha en el Museu del Ferrocarril de Catalunya, ubicado al lado de la estación de cercanías de Vilanova i la Geltrú. La réplica incluye la locomotora “Mataró”, un coche de 1ª, uno de 2ª y otro de 3ª. Además el museo dispone de una extraordinaria colección de decenas de locomotoras, entre las que se encuentra la  “Martorell”, de 1854, la más antigua que se preserva en España. Toda la información en www.museudelferrocarril.org/. La locomotora “Mataró” es pondrá en funcionamiento en la tornavía del museo hoy, de manera extraordinària, i todos los domingos a las 11:30h.

 

El museo es gratuito con motivo del 28 de octubre. Para el resto de días, los socios de la PTP disponen de un 2×1 en el billete “Combinado Cercanías” para visitar el Museo del Ferrocarril de Vilanova. Podrán obtener estos billetes presentado su carné en la oficina de atención al cliente de Rodalies de la plaça Catalunya.

 

El póster “Catalunya sobre rails” ya está a la venta en la tienda del Museu del Ferrocarril de Catalunya. El póster elaborado per la PTP y presentado en la última Semana de la Movilidad Sostenible y Segura ya tiene su primer canal de venta en marcha. Próximamente también se venderá en la tienda del Tirangle de FGC y en la tienda online del TRAM.

 

Acceder a la Tienda del TRAM (15 €)

 

El Museo ha creado, dentro de su programa Educativo para Escuelas dirigido a estudiantes de ESO en adelante, una actividad llamada El Ferrocarril de Mataró i Miquel Biada. Esta actividad que estará activa a partir del curso 2016-2017, está dirigida al colectivo de profesores y alumnos de las poblaciones por las que transcurre la primera línea ferroviaria, de manera que un  grupo clase de cada una de las localidades –que decida cada Consistorio- pueda visitar el museo de forma gratuita antes de marzo de 2017.  Para hacerlo posible Rodalies de Catalunya también participa en este programa aportando el viaje en tren de ida y vuelta hasta Vilanova i la Geltrú. Interesados contactar con  Ana Grande ([email protected] / 93 815 84 91)

 

Barcelona, 28 de octubre de 2016