20061129-concentracion

20061129-concentracion

CONVOCATORIA

MANIFIESTO

¡¡¡ Defendamos los trenes de todos !!!

Renfe está sufriendo en Catalunya una crisis sin precedentes en la historia reciente de nuestro transporte público. Retrasos diarios y una avería grave cada cuatro días son la consecuencia directa del desinterés de unas administraciones más preocupadas por la construcción del tren de alta velocidad que por el mantenimiento y ampliación de los trenes de cada día: Cercanías y Regionales. Estos trenes, los únicos de Renfe al alcance de todos, transportarán cada año casi 130 millones de usuarios en Catalunya, muchos más viajeros que los del elitista AVE. La reciente destitución del gerente de Cercanías de Barcelona, así como el paquete de promesas presentadas de prisa y corriendo son una cortina de humo de los auténticos responsables de este desbarajuste ferroviario: el Ministerio de Fomento, que es quien controla Renfe y el Administrador de Infraestructura Ferroviaria (Adif).

En los dos últimos meses, el desastre en que se ha convertido Cercanías y Regionales ha perjudicado a medio millón de usuarios y casi 3.000 trenes, haciéndonos perder 20 millones de euros.

Todos estos despropósitos tienen una raíz conocida: desde 1992 los trenes de Cercanías han doblado sus pasajeros, pero por cada kilómetro de vía el Ministerio de Fomento ha invertido muy poco, nueve veces menos que la Generalitat en las vías de FGC. Pese al gran increment de usuarios, Renfe y Adif no han estado a la altura y han permitido una degradación creciente del servicio. Han suprimido los interventores de los trenes, han reducido la presencia de los jefes de estación y han hecho un mantenimiento precario de las instalaciones. La capacidad de las vías no sólo no se ha incrementado sino que en algunos casos se ha reducido y casi todas las estaciones presentan un diseño, capacidad y accesibilidad totalmente obsoletos. Las consecuencias de todo ello estaban anunciadas por diversas entidades: colapso de trenes y estaciones, vandalismo e inseguridad, fraude y permanente insatisfacción de los viajeros. Antes de las obras del AVE, la Asociación para la Promoción del Transporte Público ya había presentado diversos informes en los que se demostraba un elevado grado de congestión y que la red de Cercanías tenía problemas. Pero Renfe respondió desmintiendo los resultados sin proponer ninguna mejora concreta. Aún estamos esperando respuesta a las 10.000 firmas entregadas a la Delegación del Gobierno.

La prioridad del AVE por encima del interés general no ha hecho otra cosa que agravar los problemas endémicos que Renfe arrastraba desde 1996. El Ministerio de Fomento, apoyado por la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona, situaron como objetivo central la llegada del AVE a Sants en 2007, un plazo más político que técnico y que, como se ha visto, ha perjudicado gravemente el derecho a la movilidad de miles de trabajadores y estudiantes. Incluso el Colegio de Ingenieros de Caminos se ha denunciado esta cuestión.

La presentación ahora “in extremis” de un plan de choque para Cercanías con grandes cifras parece más una huída hacia delante que un plan creíble, que pueda cambiar en poco tiempo la tendencia de años de desorden, pasotismo y maltrato al usuario. ¿Es que los incrementos sustanciales de personal y nuevos trenes prometidos no eran necesarios desde hace años? ¿Por qué el personal para mantener trenes y estaciones tampoco ha sido necesario hasta ahora? ¿Por qué las reivindicaciones de asociaciones, sindicatos y ayuntamientos no se han escuchado hasta que el sistema se ha colapsado? La estructura estropeada de Renfe no aporta garantías de mejora y genera desconfianza. Dada la gravedad de la situación es necesario que la Generalitat intervenga inmediatamente la empresa pública Renfe e iniciar un proceso de saneamiento y recuperación de la calidad del servicio, siguiendo el modelo aplicado con éxito en los FGC.

Es por ello que los usuarios de Renfe en Catalunya exigimos:

  • Que jamás se atropellen los intereses generales por culpa de la alta velocidad. Es preciso que las obras de entrada en Barcelona se hagan con todas las precauciones y seguridad. Si es necesario, hay que retrasar la llegada del AVE a Sants y ubicar un terminal provisional en un punto cercano a Barcelona, bien conectado en transporte público. Después de tantos años de espera, no vale la pena sacrificar más trenes de todos por avanzar el tren de unos pocos, el AVE, unos pocos meses.
  • Indemnizaciones por el mal servicio soportado en el pasado; Renfe tiene una deuda con la sociedad que hay que compensar.
  • Creación de una comisión de usuarios que siga los cumplimientos del plan de choque del Ministerio de Fomento y de voz a los sufridos clientes.
  • Mejora del trato a los usuarios por parte de Renfe, y garantía de un transporte alternativo en caso de fallo en el servicio ferroviario.
  • Intervención de Renfe por parte de la Generalitat de Catalunya.

Por eso invitamos a todos los usuarios de Renfe a manifestar su descontento por el funcionamiento de los servicios a través de una concentración el próximo miércoles, 29 de noviembre, a las 19:00 horas, ante la Estación de Sants, salida Plaza Països Catalans.

Barcelona, 23 de noviembre de 2006

Associació per a la Promoció del Transport Públic

Comissions Obreres de Catalunya

Organització de Consumidors i Usuaris de Catalunya